La piscina olímpica de BsAs 2018 reabre sus puertas después de 6 meses

by Fernando Cicutti 0

September 14th, 2020 Español, News

El complejo de natación más moderno de la Argentina, y uno de los más nuevos de toda Sudamérica, volvió a abrir sus puertas esta semana después de 6 meses, producto del confinamiento por el brote de coronavirus que todavía afecta a gran parte del país.

La piscina olímpica de los Juegos de la Juventud Buenos Aires 2018 ya estaba lista a comienzos de este año para recibir el Campeonato Sudamericano, programado del 25 al 29 de marzo, pero el torneo finalmente fue cancelado pocos días antes de su inicio, por la irrupción de la pandemia. Y todo el predio del Parque Olímpico quedó cerrado durante todo este tiempo.

La Selección Argentina, por su parte, había designado un equipo de 24 nadadores para volver a competir como local en un certamen internacional, pero la cuarentena nacional declarada el 20 de marzo obligó a desintegrar el grupo. Los atletas se mantuvieron fuera del agua durante casi tres meses, hasta el ansiado regreso de algunas de sus figuras, como Delfina Pignatiello, a principios de junio.

Sin embargo, no se trató de un retorno generalizado. La excepción para entrenar sólo alcanzaba a deportistas ya clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aplazados para 2021. Y más allá de Pignatiello, los otros argentinos en esa condición no residen en el país: Santiago Grassi en Estados Unidos y Julia Sebastian en Brasil, ambos recientemente contratados por LA Current para la segunda temporada de la Liga Internacional de Natación (ISL).

En la Argentina se fueron sumando al grupo de entrenamiento otros nadadores que buscarán la marca FINA para Tokio en los meses previos a la cita olímpica. Pero también hubo casos de mayores dificultades para el regreso, como el de Agustín Hernández, en la provincia sureña de Neuquén, que no encontró pileta habilitada hasta hace un par de semanas.

En Buenos Aires, la mayoría de los integrantes de la Selección mayor seguirá entrenándose en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD), en la zona norte de la capital argentina. Y, por el momento, la pileta del Parque Olímpico, en el barrio de Villa Soldati, en el sur de la ciudad, recibirá a atletas del seleccionado juvenil, además de otros nadadores federados de la zona metropolitana.

El comunicado oficial de las autoridades de la ciudad de Buenos Aires aclara que “el complejo natatorio abrirá de lunes a viernes de 8 a 18. Su funcionamiento será bajo estrictos protocolos, que entre las características más sobresalientes contempla limitar la cantidad de nadadores por andarivel a no más de uno por turno y un sistema de reservas previas donde cada turno dura una hora y media“.

El predio alberga las dos piletas que fueron sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud, uno de los recintos que mejor marco de público lució durante aquellos días de octubre de 2018, cuando Delfina Pignatiello se quedó con las medallas plateadas en los 400 y 800 metros libre.

Tras esta reapertura, la intención es que el año que viene pueda realizarse en estas mismas instalaciones el frustrado Campeonato Sudamericano de esta temporada, como última competencia previa a los Juegos Olímpicos. Aunque todavía no hay comunicación oficial al respecto.

In This Story

0
Leave a Reply

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments