Mireia Belmonte: “en Tokio nadaré el mayor número de pruebas posible”

Mireia Belmonte ya está entrenando a tiempo completo desde el pasado 18 de mayo en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat. El gobierno de España decidió abrir los CAR el 18 de mayo, tras dos meses cerrados debido a la pandemia de Coronavirus que ha asolado el país.

La campeona olímpica ha concedido una entrevista online para el programa “Objetivo Tokio” de la cadena de televisión española Teledeporte. La entrevista, conducida por Amat Carceller y Julia Luna, se centra en los planes de Mireia a la hora de preparar los Juegos Olímpicos y de recuperar la forma y fuerza perdidas durante el confinamiento. Además, ha hablado sobre la posibilidad de ser abanderada del equipo español en la ceremonia inaugural de las Olimpiadas.

Después de 66 días sin nadar, al llegar al CAR de Sant Cugat, ¿ te costó más activar la mente o el cuerpo? ¿Te preparaste mentalmente para ese primer contacto con el agua?

“Fue un poco las dos, el cuerpo es más difícil porque llevamos mucho tiempo sin entrenar el cuerpo en el agua y siempre cuesta más ponerlo en marcha. Este confinamiento hemos hecho mucho core, muchos abdominales y mucho cardio, y también hemos hecho ejercicios de visualización, por ejemplo imaginar nuestra mejor prueba en el agua, y así al tirarnos al agua estar mentalmente más acostumbrados.”

Haciendo 2 sesiones de entrenamiento al día, recuperarás la forma brutalmente rápido, ¿no?

“Llevamos muchos tiempo sin nadar, y como dices estamos haciendo doble sesión de mañana y tarde en el agua para recuperar la forma, pero esto va a ir para largo. Ahora tenemos la mente y en Tokio y queremos ir avanzando poco a poco día a día.”

Del grupo de Fred Vergnoux, de momento eres la única entrenando en el CAR de Sant Cugat, donde compartes experiencia con el grupo del Sant Andreu…

“No, ya estamos entrenando en Sant Cugat los 3 que estamos en el equipo nacional del grupo de Fred.”

Los entrenadores hablan de que se va a tardar 7-9 meses en recuperar la forma y la fuerza que teníais antes del parón…

“Cada semana que pasa sin nadar es muy difícil recuperarla, y han sido 9 semanas así que va a ser un trabajo largo, hay que tener paciencia y saber que no es cosa de un día, hay que recuperar el contacto con el agua, hay que ganar aeróbico y velocidad, y se necesitan muchos entrenamientos.”

Es un año muy diferente porque se han suspendido todas las competiciones. Vas a afrontar la preparación olímpica sin bagaje competitivo, una circunstancia nueva…

“Es extraño entrenar sin saber para qué competición, entrenamos para Tokio, pero para eso aún queda más de un año. No hay ninguna competición cercana importante donde puedas medir tu preparación, hay que ver como planteamos el año y ver qué competiciones se nos presentan el próximo año.”

¿Cómo ves a tus rivales clásicas, a Kapas, Hosszu, Hentke…? Te quería preguntar por la probable vuelta de Maddie Groves después de operarse, y si puedas considerar rival a Regan Smith, que este año ha nadado el 200 mariposa en 2:06.

“Lo que si sé es que muchas de mis rivales sí que han entrenado en este confinamiento porque sus países se lo han permitido. Pero ahora sí que estamos todas las nadadoras del mundo igual, no tenemos competiciones a la vista, entonces yo creo que ahora hay que entrenar y cuando comience la temporada, mirar el ránking mundial y ver cuáles son las nadadoras más peligrosas.”

¿Crees que para que los Juegos se disputen sin contratiempos sanitarios se necesita una vacuna?

“La vacuna nos daría seguridad, a los deportistas y a toda la población. Así vas más seguro a una villa olímpica con muchos deportistas y mucho público, donde no sabes las posibilidades que tienes de contagiarte.”

Tu mentor Fred Vergnoux dice que si vas a Tokio vas a hacer algo grande…

“Ese es el objetivo principal, ir a Tokio y estar en lo más alto. Pero falta mucho todavía y está todo en el aire. Tenemos que ver la planificación que hay y a ver cómo evoluciona esto y ver cómo podemos entrenar. A ver si podemos competir fuera de España y hacer un calendario lo más normal posible.”

En Tokio vas a empezar con el 400 estilos y después con el 400 libre. Hay un día en el que coinciden las finales de los 200 estilos y el 1500 libre. ¿Vas a priorizar una sobre la otra o vas a ir a por todas?

“Se ha añadido un día más de competición y también una prueba más. El calendario está más o menos igual. Pero bueno, iré prueba por prueba y nadaré el máximo número de pruebas porque así tengo muchas más posibilidades y mi plan de entrenamiento me lo permite.”

Después de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, la natacion arranca al día siguiente. ¿Te permite el calendario pensar en ser protagonista de esa ceremonia de inauguración?

“Tenemos la suerte de que las finales serán por la mañana, así que la natación empezaría el primer día pero por la tarde.”

Las finales te permiten estar en la ceremonia y el COI permite que haya un hombre y una mujer abanderados. Por palmarés histórico, Saúl Craviotto y Mireia tienen que ser los abanderados…

“Yo encantada, sería un gran honor llevar la bandera de mi país, es el máximo honor que puede tener un deportista olímpico, y yo en mis 3 Juegos aún no he podido ir an ninguna ceremonia inaugural. Pero eso lo decide el Comité Olímpico y ellos tienen la última palabra.”

Estabais preparando la misma rutina y concentraciones que hicisteis para Rio también para Tokio. Habéis pasado la nochevieja en Sudáfrica en altura. ¿Vais a reproducir de nuevo ese camino a Rio?

“De momento no sabemos nada, no sabemos si vamos a poder viajar o si nos podremos mover del CAR. Habrá que adaptarse a como evoluciona todo. De momento, al menos tenemos piscina para entrenar y hay que centrarse en entrenar lo mejor posible.”

In This Story

0
Leave a Reply

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments