Delfina Pignatiello vuelve a competir a un año de su último torneo oficial

by Fernando Cicutti 0

December 01st, 2020 Español, News

El próximo Trofeo de Brasil, del 9 al 12 de diciembre en Río de Janeiro, será el único el campeonato presencial del país sudamericano en un calendario 2020 alterado por la pandemia de coronavirus. Y también se convertirá en el torneo que marque el regreso de los principales nadadores argentinos a la competencia oficial.

La Confederación Argentina De Deportes Acuáticos (CADDA) enviará una delegación de 6 atletas, compuesta por Delfina Pignatiello, Virginia Bardach, Andrea Berrino, Macarena Ceballos, Federico Grabich y Gabriel Morelli para competir como invitados extranjeros. Junto a ellos también viajarán los entrenadores Gustavo Roldán y Mónica Gherardi.

Además, ya en Río de Janeiro y en representación de sus respectivos clubes brasileños, se sumarán las argentinas Julia Sebastian y Florencia Perotti, que viven en Brasil desde hace varios años. Sebastian competirá para Minas Tenis Club y Perotti lo hará para Pinheiros.

El certamen, válido como Campeonato Brasileño Absoluto 2020, se realizará en la piscina descubierta del Club Vasco da Gama, en Río de Janeiro, y contará con medidas especiales de protocolo sanitario, entre las que sobresalen la obligatoriedad de un test PCR negativo 72 horas antes de viajar y un cupo máximo de 350 nadadores para toda la competencia.

La única atleta argentina que ya compitió en el más alto nivel este año es Julia Sebastian, protagonista durante más de un mes de la segunda temporada de la Liga Internacional de Natación (ISL) en Budapest, Hungría. La santafesina que representó a LA Current batió 6 récords sudamericanos, además de otros 3 récords argentinos en pileta corta.

El resto de la delegación argentina no tuvo la posibilidad de competir prácticamente en todo este 2020. Cuando los nadadores de la Selección Argentina se preparaban en distintos puntos del país y el exterior para el Campeonato Sudamericano, pautado para la última semana de marzo, la cuarentena nacional por la pandemia los obligó a dejar el agua.

En abril también se postergó el Torneo Selectiva Olímpica de Brasil, válido como Trofeo María Lenk, donde estaban inscriptas siete atletas argentinas en distintos clubes brasileños. Y aunque los Juegos Olímpicos ya se habían pospuesto para 2021, nadie imaginaba que habría que esperar mínimo hasta el mes de junio para volver a nadar.

Delfina Pignatiello, clasificada a Tokio junto a Santiago Grassi y Julia Sebastian, expuso su reclamo en los medios, a tal punto que amenazó con dejar la natación si no podía regresar a la piscina. Y finalmente el permiso especial llegaría a poco de cumplir 3 meses sin tocar el agua. Aunque otros integrantes de la Selección Argentina recién lograrían el retorno a los entrenamientos al quinto mes del confinamiento.

La última competencia oficial para Delfina Pignatiello y compañía fue en diciembre de 2019, en el Campeonato Argentino de Verano que se disputó en la piscina del Parque Olímpico de Buenos Aires. Allí, la flamante incorporación del Club Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester arrasó en las mismas pruebas en las que se había consagrado a nivel panamericano, los 400, 800 y 1500 libre, con nuevas mínimas para los Juegos Olímpicos.

Además de los nadadores argentinos, confirmaron su presencia en Río de Janeiro delegaciones de México, Perú y Venezuela. Para la Confederación Brasileña de Deportes Acuáticos (CBDA), el torneo servirá como selectivo para el Campeonato Sudamericano Buenos Aires 2021, que no se pudo disputar en marzo de este año por el impacto de la pandemia.

In This Story

0
Leave a Reply

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments