Instructor De Natación Con Método Probado vs Instructor Sin Método Actualizado

by Juan Yun 1

January 29th, 2021 Español

El otro día me comentó una persona que venía de otro centro donde dan cursos de natación para adultos que estaba muy decepcionada con el curso de natación al que se había apuntado.

Su profesor de natación no la atendía, no la hacía caso. Le daba una tabla y le indicaba los ejercicios técnicos para que aprendiera a nadar, pero no le enseñó desde el principio lo más básico o, simplemente, pasó de puntillas por el tema de la respiración, la flotación, etc.

Apenas la corregía.

Otro de mis alumnos me dijo que desde el primer día le pusieron aletas, sin saber nadar. Siempre le daban aletas para la clase. Parece absurdo, pero estas son algunas de las experiencias de mis alumnos en otros cursos de natación. No parece que a estos instructores de natación les preocuparan mucho sus clases, su trabajo.

Una de las distinciones de un curso de natación para adultos con miedo al agua de los cursos de natación tradicionales es que los profesionales que dan clases a personas con elevado miedo al agua se preocupan por sus alumnos desde el minuto uno de la primera clase.

El curso de natación para personas con miedo al agua no solo vale para dar clases a estas personas también vale perfectamente para adultos que quieran aprender a nadar y no le tengan especial miedo al agua. Aquí tenemos la primera diferencia, vale para todo tipo de personas, con elevado miedo y sin especial miedo al agua.

En realidad, vale para enseñar a nadar a cualquier tipo de adulto. Personas con miedo al agua, sin miedo, que nadan nerviosos en zona profunda, inseguros, que no saben flotar, que nadan sin saber respirar, que solo saben bucear, que saben nadar pero no saben flotar de pie en zona profunda, que no se atreven a sumergirse, etc.

En realidad, un método, cómo el método nsm, ( o cualquier otro método pensado para personas con miedo al agua ) que sirve para trabajar con alumnos con mucho miedo al agua también debe servir, necesariamente, para cualquier tipo de individuo.

Por lo tanto, la primera diferencia de este tipo de métodología con otra, limitada exclusivamente a personas sin especial miedo al agua, es que vale para personas que planteen necesidades especiales relacionadas con el miedo, temor, nerviosismo, inseguridades, desconfianza, etc.

La segunda diferencia se refiere a la propia actitud del profesional. Debe haber un compromiso sincero y total con su trabajo y, por lo tanto, con su clase y sus alumnos.

De nada sirve tener una buena herramienta de trabajo, como es un método bien elaborado basado en la experiencia, si el instructor en cuestión no se implica al cien por cien en la clase de natación con sus alumnos.

En todos los cursos de natación es condición, sine qua non, que el instructor se preocupe por dar solución a todos los problemas que le plantean sus alumnos.

Los problemas, las dudas, las preguntas, los obstáculos que vayan surgiendo durante el aprendizaje no solo son problemas de los alumnos, son también problemas del instructor. Losdebe resolver como si fueran sus propios problemas. De esta forma la implicación del instructor es máxima con su clase y sus alumnos.

¿ Qué hará un instructor de natación  con un método pensado para trabajar con personas con miedo al agua?

  • Debe corregir las veces que haga falta y hasta en el detalle.
  • Debe explicar y repetir mil veces las cosas sin perder la paciencia. Debe tener una gran paciencia con sus alumnos ya que el miedo es muy limitante. Este tipo de alumnos necesita repetir bastante los ejercicios.
  • Debe describir bien los ejercicios.
  • Debe meterse en el agua si hace falta. Las veces que haga falta para que sus alumnos entiendan bien lo que tienen que hacer y como deben .

Establecidas las premisas necesarias básicas para que la metodología funcione correctamente, debemos tener en cuenta una cierta flexibilidad a la hora de llevarla a cabo:

  • Debe saber improvisar cuando haga falta.
  • Debe saber adaptar el método a las condiciones de la piscina, cuando ésta presente situaciones imprevistas o de especial dificultad para el desarrollo de las clasrse.
  • Debe saber adaptar el método a las características del alumno cuando sea necesario.

– Se deben personalizar las clases, alumno por alumno, y esta es la tercera diferencia. Es difícil individualizar una clase si está masificada, por eso las clases con alumnos con mucho miedo al agua deben reducirse a un número manejable por el instructor. De tal forma, que el instructor nunca pierda el control de la clase.

Personalizar las clases permite, entre otras ventajas, la de poder respetar el ritmo de aprendizaje de cada alumno. De otra manera, tendríamos que imponer un mismo ritmo de aprendizaje a todo el grupo, al plantear mismos objetivos y ejercicios para todos. Imponiendo, ineludiblemente, una presión extra a los que tienen un ritmo de aprendizaje lento, como ocurre con los alumnos con miedo al agua.

– Cuarta diferencia. Disponer de un método para las clases, marca de por sí, una diferencia en la calidad de las mismas. Aunque parezca lógico, no todos los profesionales de la enseñanza disponen de un método ( el método  de casi todos los docentes es el que les enseñan en el curso de preparación para obtener el título de monitor de natación ) actualizado, que les ayude a a dar sus clases con garantía de un alto porcentaje de éxito.

– Resumiendo las principales diferencias de un curso con un método como por ejemplo, el método nsm, para adultos con miedo al agua, de otros cursos de natación para adultos son:

Se dan clases a adultos que quieran aprender a nadar, normalmente con miedo al agua, pero también sin miedo o  con otros problemas ( adultos que nadan nerviosos, inseguros, incómodos, etc. ).

Por lo tanto, un método que se creó como una herramienta específica para dar solución a un determinado perfil de individuos, ha pasado a ser una herramienta polivalente, sin disminuir un ápice su eficacia, para lograr los objetivos específicos para los que se creó.

En los cursos con un método como el msn, el instructor de natación es un profesional especializado en personas adultas, que dispone de un método de trabajo que le facilitará la tarea de enseñar a sus alumnos con muchas garantías de éxito, y a éstos de aprender a nadar con mucha más facilidad.

No solo esta metodología ayuda al profesor de natación a dirigir bien sus clases desde el punto de vista técnico, sino que también este curso obliga a que se implique personalmente y se preocupe por sus alumnos.

Es una herramienta que permite individualizar los objetivos y los ejercicios alumno por alumno. Siempre que los grupos no estén masificados.

Para que el alumno sepa en qué nivel se encuentra en cada momento y, sobre todo, sea consciente de los objetivos y progresos que va consiguiendo se le debe mandar un balance mensual o trimestral por escrito e incluso premiarlo de alguna manera.

Estas son las diferencias más evidentes que se pueden encontrar entre un curso bien planificado y otro que carece de planteamientos previos.

Hay muchos cursos de natación para adultos pero no todos cumplen con unas mínimas condiciones para ofrecer a sus usuarios unos mínimos estándares de calidad.

Un curso de natación con un profesional comprometido que trabaje con una metodología probada y actualizada, que le permita enfrentarse a cualquier tipo de perfil de alumno, es la mejor garantía para aprender a nadar sin miedo, con tranquilidad y seguridad.

1
Leave a Reply

Subscribe
Notify of

1 Comment
newest
oldest most voted
Inline Feedbacks
View all comments
Andrei
1 year ago

Cuál es el método MSN? Dónde dan ese curso?