El Verano Y El Agua

by Juan Yun 0

September 01st, 2021 Español

En España estamos en pleno verano. El clima es seco y caluroso en el interior y húmedo en el litoral. Hay muchas piscinas de verano y no hay hotel en la costa que no tenga su piscina. Todo el mundo aprovecha las playas o las piscinas para refrescarse nadando o participando en diversas actividades acuáticas que se ofrecen tanto en las playas como en las piscinas.

El verano parece una buena época del año para meterse en el agua. Pero hay que recordar que se producen muchos ahogamientos, a pesar de las medidas de prevención que se establecen en las normativas dirigidas a regular el baño en el agua. Sobre todo en aguas abiertas, como playas, ríos, lagos, grandes espacios acuáticos artificiales como grandes piscinas y parques acuáticos.

La mayoría de los ahogamientos son producidos por la inexperiencia y la imprudencia de los bañistas. Mayormente suelen ser hombres, adultos y sobre todo de edad avanzada. Siendo las playas en las que mayor número de ahogamientos se producen, después las piscinas y los ríos. Las últimas estadísticas proporcionadas ( al 31 de Julio 2021 ) por la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo Acuático nos dicen que el 80% de los ahogados son hombres. 

Estas personas suelen saber nadar pero muy defectuosamente. Es decir, saben nadar algo y con eso creen que se pueden meter en cualquier sitio. Ese escaso conocimiento de la natación pero suficiente como para que les anime a meterse en el agua es muy peligroso además suele ir acompañado del desconocimiento de las características del entorno acuático.

Realmente, es mejor no saber nada y tenerle miedo al agua para que el propio miedo te impida meterte en el agua, que saber algo de natación, haciéndote creer que realmente sabes nadar. 

Creo que hace falta mucha más información sobre los peligros que nos acechan en el agua y también sobre la consciencia personal que debe tener cada persona o bañista sobre su nivel de nado. Es un trabajo a varios niveles que no se está haciendo. 

En los medios de comunicación apenas se mencionan las estadísticas de ahogamientos. Los políticos tampoco se preocupan. Hay una normativa de prevención para todos los espacios acuáticos pero está claro que es muy insuficiente.

Se podrían evitar muchos ahogamientos con una buena política de prevención, de concienciación pública, etc.

Para terminar, solo recordar que todavía hay mucha gente que no sabe nadar porque le tiene miedo al agua. Miran con envidia, cuando llega el calor, cómo los demás aprovechan para meterse y disfrutar del agua, junto con sus familiares o amigos, en las piscinas, playas, ríos, parques acuáticos, etc.

Ya hay cursos especializados de natación para trabajar con este tipo de personas. Si es usted una de ellas, este puede ser un buen momento para apuntarse a uno, quitarse el miedo al agua y aprender a nadar como dios manda.

En estos cursos natación para adultos con miedo al agua se lleva a cabo un proceso de aprendizaje minucioso en el que se incide bastante en las cuestiones básicas como la respiración, la flotación o el control de la flotación vertical en zona profunda. 

También se incide en la enseñanza de los estilos desde la punto de vista calma. Tratando al agua de una forma diferente. De manera que la adaptación al medio acuático se hace de una forma muy amigable con el agua.

Esta forma de enseñanza o aprendizaje hace que los alumnos terminen el curso con un dominio claro del medio acuático y no solo con una mera conciencia superficial del propio nivel que se tiene y de las condiciones que nos impone el agua.

Con alumnos bien formados, con un conocimiento bastante completo de la natación podemos estar seguros que cuando se adentren en espacios acuáticos abiertos o artificiales sabrán: 1º si se deben meter en el agua y 2º qué deben hacer en el agua en cualquier circusntancia que se presenten en medio acuático en ese momento.

0
Leave a Reply

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments