Destapados varios casos de abusos sexuales en la natación española

by Adrian Mancebo 0

January 30th, 2019 Español

El diario catalán ARA ha destapado varios casos de abusos sexuales en el deporte español, que afectan de lleno a la natación. Se trata de un reportaje de investigación dirigido por el periodista Albert Llimós.

El entrenador Leo Armentano y su largo historial de abusos sexuales

No era consciente de que estuviera abusando de mí“, esta es la declaración de una triatleta que ha denunciado las prácticas abusivas del entrenador de natación Leo Armentano. La atleta cuenta como Armentano le hacía tocamientos indebidos, incluso en los genitales, en cada entrenamiento. No fue capaz de pararle, los abusos duraron un año hasta que un día la atleta decidió cortar la relación con el abusador. “Pensaba que me había seleccionado porque veía potencial en mi, hasta que vi que era para abusar de mí“, contaba la atleta. Más tarde el diario ARA se puso en contacto con la atleta y le contó la historia de Armentano.

Leo Armentano trabajó en el centro de alto rendimiento de la Blume, en Madrid, para luego pasar a entrenar en Las Palmas, donde estuvo 6 años. Todo se truncó cuando en 2003 fue condenado a 2 años de prisión por abusar de tres nadadoras, una de ellas menor de edad. Las nadadoras contaron que el entrenador les hacía “adoptar posturas indecorosas y les hacía tocamientos en los pechos, nalgas e incluso la vagina“. Era el mismo método  que usó más tarde para abusar de la triatleta.

En 2009, Armentano fue contratado por el Club Natación Lloret, el cual desconocía el macabro historial del entrenador. Unos años más tarde, otra nadadora denunció al entrenador por abusos en un Campeonato de España, celebrado en Pontevedra. En 2016 fue condenado de nuevo a 1 año de prisión, aunque la pena quedó suspendida mientras no cometiera ningún abuso en 3 años siguientes. En 2014, una ciclista de 21 años también le había denunciado por intentar abusar de ella dentro de un coche. Este caso supuso la rotura familiar de Armentano, ya que su mujer le dejó tras este episodio.

El caso de la ciclista no fue el último. En marzo del año pasado, otra nadadora le denunció por haberle tocado los pechos con la excusa de palparle una contractura. Ahora la deportista espera que se celebre el juicio.

Hoy en día los clubes no le permiten estar en contacto con menores de edad, pero incomprensiblemente sigue dedicándose al mundo del deporte y entrena a triatletas y duatletas adultos.

Un directivo de la Federación catalana de natación, acusado por varias nadadoras de abusos

En 2001, Armentano estuvo a punto de fichar por un club barcelonés como primer entrenador. Este club había despedido al primer entrenador, de iniciales J.L., por un incidente con una menor en julio de ese mismo año, justo antes de un Campeonato de España. Unos cuantos nadadores se habían reunido para hablar del tema y un padre le dio un ultimátum al club si no tomaban medidas. El entrenador reconoció que se había pasado en un cine con una de las chicas. A pesar de todo, el entrenador cesado siguió como socio y hoy en día ocupa un cargo de directivo.

Según el portal web de noticias Natacción, hemos podido saber que aquel entrenador despedido es Jordi Lorca, actual presidente del Club Natación Hospitalet. Lorca también ocupaba hasta hace pocos días el puesto de presidente del Comité de Natación de la Federación Catalana (FCN), pero ha sido relegado de su cargo tras haber sido señalado en el reportaje del diario ARA. Lorca accedió a su puesto de directivo en la FCN en marzo de 2018.

Ahora las atletas que sufrieron los abusos de este directivo de la FCN, por entonces entrenador del CN Hospitalet, han decidido hablar sobre un tema que ha estado silenciado durante 17 años, ya que los abusos ocurrieron entre los años 2000 y 2001. Mireia Corachán sufrió desde los 15 años los abusos de su entrenador, que llegó a realizarle tocamientos en la zona genital. El entrenador se ganó la confianza de la menor, fue su hermana Judith la que quiso poner fin a la extraña relación que mantenían con el entrenador.

Otras nadadoras han contado su testimonio sobre las prácticas de este entrenador al diario ARA: “Nos hacía tocamientos con la excusa de los masajes (…) tuvo problemas con muchas nadadoras (…) le dije que no quería nada, pero me pidio muchas veces de salir fuera, ir a cenar, pero yo tenía 17 años y él 10 o 12 más. Si se podía aprovechar de ti, lo hacía y mucho.

Desgraciadamente, uno de los grandes problemas que se encuentran las víctimas de abusos sexuales, no solo en el deporte, es la dificultad para demostrar el abuso. Muchos casos quedan impunes y acaban siendo archivados por falta de pruebas.

Leave a Reply

Want to take your swimfandom to the next level?

Subscribe to SwimSwam Magazine!