Fraser-Holmes, excluído de la ISL por saltarse 3 controles de dopaje

by Adrian Mancebo 0

January 16th, 2019 Español

En 2018, el nadador australiano Thomas Fraser-Holmes (TFH), finalista olímpico en Rio 2016, completó una suspensión de 12 meses por haberse saltado 3 controles de dopaje en un periodo de un año. Oficialmente excluído del equipo de los Dolphins australianos tanto en el aspecto financiero como en el del entrenamiento, Fraser-Holmes comenzó a entrenarse de nuevo solo en diciembre de 2017 tras un descanso de 12 meses. TFH selló su regreso a la competición con una medalla de plata en 400m estilos en el Mundial de piscina corta de Hangzhou 2018.

Ahora que está completamente de vuelta, el australiano de 27 años ha podido saber que no le dejarán participar en la Liga Internacional de Natación (ISL) debido a la tolerancia cero de la nueva organización con el dopaje, aunque el nadador nunca ha dado positivo en un control de dopaje.

Fraser-Holmes declaró al peródico The Australian: “ellos [la ISL] vinieron de nuevo y me dijeron que tuvieron que tomar una decisión porque la natación necesita estar protegida del dopaje.

Él también dijo: “es lo que es. Entiendo de qué va la ISL, pero tiene que haber distinción en un delito de dopaje entre una violación de paredero y una test positivo. No son lo mismo. Cada caso en su categoría. Hay algunos que han cometido delito varias veces y otros omo yo que hemos tenido un percance.

La situación de Fraser-Holmes abre un debate sobre cuál es el verdadero ‘cero’ en la ‘tolerancia cero’ en lo que respecta al dopaje. Podemos mirar el caso de Madisyn Cox, por ejemplo. La nadadora estadounidense dio positivo por Trimetazidina, pero un laboratorio acreditado por la Agencia Mundial Antidopaje pudo demostrar que la sustancia prohibida estaba presente en los botes del complejo multivitamínico que Cox llevaba años tomando. Por tanto, el positivo de la nadadora fue justificado.

Volviendo a TFH, el estilista comentó que, en términos de la creciente hostilidad entre la ISL y la FINA, y el hecho de que palabras como ‘prohibición’ y ‘suspensión’ fueran lanzadas sobre la mesa para los atletas que iban a competir en los eventos de la ISL, “soy un firme creyente de que las Olimpiadas son la cumbre del deporte, y si amenazan con suspensiones que le costarían a un nadador las Olimpiadas, no creo que merezca la pena.

No creo que la ISL sea sostenible si eso es de lo que se trata. Para mí lo más importante es ir a las Olimpiadas y ganar el oro para mi país. Ese es el objetivo. Por eso nadé 12 meses yo solo. Por eso estoy hoy aquí, porque quiero nadar para mi país el año que viene en Tokyo e intentar ganar medallas. Aquí es donde se vuelve inestable porque si no llevamos a nuestra mejor gente a Tokyo, ¿cuál es el beneficio para Australia? Eso es todo lo que me preocupa.

In This Story

Leave a Reply

Don't want to miss anything?

Subscribe to our newsletter and receive our latest updates!