Dónde Te Estás Metiendo

by Juan Yun 0

November 26th, 2020 Español

La Organización Mundial de la Salud nos dice que de las estadísticas sobre muertes, los ahogamientos son unas de las 10 primeras causas de muerte en el mundo. Con un total de 360.000 muertos cada año.

Te doy este dato a modo de apunte para que te hagas una idea de cómo está el panorama mundial.

Pero vallamos a las causas de los ahogamientos en España.

Según la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo:
El calor, saber o no nadar, la peligrosidad de las corrientes y olas, o la edad son claves en los resultados.

También se evidencia que  el 91 por ciento de los casos se producen en lugares no vigilados, y eso denota una falta de preocupación que se da en gente que desconoce los peligros del agua y que no sabe nadar correctamente.

La causa primordial es la imprudencia: Muchas personas se meten en embalses de dudosa profundidad, con corrientes, sin vigilancia o con bandera roja. Ignorar la potencial peligrosidad de los pantanos, las playas o las piscinas termina con estas consecuencias.

Otros acaban muriendo por caída accidental al agua, sobre todo las víctimas de menor edad. Para evitarlas, se obliga en siete países, incluido España, a vallar las piscinas comunitarias. Sin embargo, en las privadas todavía es solo una recomendación: ” Muchos son los que acaban con lesiones medulares por tirarse ” reconocen desde la federación.

El desconocimiento también lleva a muchas personas a la ingesta de alcohol y alimentos durante el baño, y esto es grave: Se revelan elevados porcentajes de ahogamientos, pero de ello solo podemos contar con testimonios. Son casos de borrachera o hidrocución.

Podemos concluir en base a estos datos que, más allá de factores externos a las personas, como las condiciones del espacio acuático o bañarse en lugares no vigilados, las principales causas inherentes al ser humano son el desconocimiento y la imprudencia.

El DESCONOCIMIENTO: de su propio nivel técnico natatorio. Suele ser bajo ( generalmente mucho más bajo de lo que algunos se creen ). De su forma física ( suelen sobreestimarla o no darle importancia ). Desconocimiento de sus limitaciones físicas ( por la edad ).
De su control en el agua, de las condiciones de la zona acuática en las que se esté o bañarse tras comer o beber demasiado sin conocer las consecuencias.

LA IMPRUDENCIA: Bañarse en aguas abiertas sin vigilancia, bañarse en zona con bandera roja, saltar al agua sin conocer previamente qué profundidad tiene la zona.

Es una imprudencia que las piscinas privadas pequeñas no estén aisladas con alguna barrera física para que los niños pequeños no caigan en ellas.

En las piscinas, playas, etc. confiar los niños a la vigilancia del socorrista es otra imprudencia ( los padres no deberán perderles ojo en ningún momento ). El socorrista no puede verlo todo en todo momento.

Entonces, en cuanto al conocimiento del propio nivel de natación que tienes, si tienes alguna duda acerca de tu pericia natatoria, si crees que sabes nadar algo ( ¿ cuánto es ese ‘ algo ‘ ? ).

Conocer objetivamente qué nivel tenemos es muy importante.

Si quieres disfrutar del agua como los demás en la playa, piscina, etc. sin ningún temor. Si quieres estar seguro cuando te lances al agua sea donde sea, si tienes miedo a nadar en zona profunda o si te pones nervioso si tuvieras que pararte y flotar de pie en zona profunda deberías saber nadar bien. Si tienes que sacar a tu hijo del agua por algún accidente, necesitarás saber nadar bien.

¿ Qué significa saber nadar bien ? Responder a esta pregunta daría para otro largo artículo pero, básicamente, signifca dominar el medio acuático. Dominar el medio acuático es mucho más que saber nadar un poco a crol o a braza.

Por lo tanto, si no quieres formar parte de las estadísticas por ignorante o imprudente asegúrate antes de meterte en el agua de si, realmente, sabes donde te estás metiendo.

0
Leave a Reply

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments