Tokio reelige gobernadora: ¿estabilidad política para los Juegos Olímpicos?

by Fernando Cicutti 0

July 06th, 2020 Español, News

El Comité Olímpico Internacional (COI) respira aliviado ante los resultados de las elecciones de este domingo en Tokio. Finalmente, la gobernadora Yuriko Koike se impuso por amplia mayoría en los comicios para extender por cuatro años más su mandato al frente de la capital japonesa, cuando restan poco más de 12 meses para el inicio de los reprogramados Juegos Olímpicos.

La confirmación en el cargo de Koike, fundadora de su propio partido político de tinte liberal Tomin First no Kai, supone una cierta estabilidad política en la ciudad, en tiempos de crisis económica por los gastos que supone el aplazamiento de la cita olímpica, además del manejo de la pandemia de COVID-19, todavía presente en territorio japonés.

La actual gobernadora, cuyo primer mandato comenzó en 2016 en reemplazo del renunciante Yoichi Masuzoe, expuesto por malversación de fondos públicos, llegó hasta un 59,7 % de preferencias en la elección del domingo, producto de más de 3 millones y medio de votos positivos, con un notable crecimiento de su imagen positiva a partir del manejo de la crisis sanitaria por el brote de coronavirus.

Entre los 21 contendientes a la gobernación de Tokio figuraba el actor Taro Yamamoto, que tuvo una resonante campaña en contra de la realización de los Juegos el año que viene, a punto tal de confirmar que si ganaba la votación iba a decretar la cancelación de la cita olímpica, para destinar ese dinero a otros sectores de la economía. Sin embargo, su candidatura quedó relegada al tercer lugar, con un 10,7 % de preferencias, gracias a poco más de 657 mil votos, según resultados oficiales.

Durante el día posterior a las elecciones, la reelecta gobernadora se presentó públicamente con el primer ministro japónes, Shinzo Abe, otro protagonista clave en las decisiones cotidianas de Tokio 2020. Si bien su posición ante el avance de la pandemia fue discutida por los propios japoneses estos meses, el vínculo de Abe con las autoridades del COI fue decisivo para anunciar el pasado 24 de marzo el aplazamiento de los Juegos.

El mandato del primer ministro, representante del conservador Partido Liberal Democrático, culmina en septiembre de 2021 y, según medios internacionales, la propia Koike podría ser candidata a suceder a Abe, en unas elecciones que tendrán lugar pocos días después de la realización de los Juegos Olímpicos en la capital japonesa.

La contracara del resultado político local es la encuesta que este lunes difundió la cadena de noticias Japan News Network (JNN): el 77% de los japones consultados no cree que los Juegos se realicen finalmente el año próximo, una cifra que lleva al máximo histórico la desconfianza entre los propios habitantes del país.

Entre otos temas a evaluar, el Comité Organizador de Tokio 2020 (TOCOG) todavía deberá resolver cómo manejar de manera segura la llegada de toda la afluencia de público internacional a su ya densamente poblada ciudad de 14 millones de habitantes.

Justamente Tokio afronta un rebrote de coronavirus en las últimas semanas, con más de 100 nuevos infectados por día, que pronto elevarían la cifra total de contagios en todo Japón a más de 20.000 casos, cerca de los 1.000 fallecimientos por COVID-19.

Leave a Reply