Una Década Sin Meolans

by Fernando Cicutti 0

December 22nd, 2018 Español

“Tengo grabado ese momento hasta el día de hoy, fue algo muy especial para mí, un broche de oro y una despedida como posiblemente hubiera soñado”. El que habla es José Meolans, diez años después del cierre oficial de su extensa trayectoria en la natación internacional. Aquel 20 de diciembre de 2008, el cordobés había elegido los 50 metros libre para decirle adiós al agua, en la misma pileta del Cenard de Buenos Aires donde se había entrenado durante gran parte de su vida. Y allí mismo alcanzaría su mejor marca, justo el día de su retiro. Nadó los 50 metros más rápidos de toda su carrera con un registro de 22.18 que todavía hoy permanece como vigente récord argentino.

“Después de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, extendí el entrenamiento cinco meses más para llegar al Campeonato Argentino como cierre de mi carrera, fundamentalmente para disfrutar, con mi gente, mi familia, mis amigos. Y fue como un auto regalo, salió la carrera perfecta” recuerda hoy Meolans, con 40 años, padre de familia y responsable de una serie de clínicas de natación que brinda a niños y jóvenes de distintos lugares de la Argentina para fomentar la práctica deportiva. El proyecto lo comparte con su amigo Eduardo Otero, ex nadador argentino, especialista en espalda, que también llegó a competir en Juegos Olímpicos.

Una década después del retiro, Meolans sigue siendo una figura reconocida en la Argentina, donde trascendió más allá de su deporte como ningún otro nadador lo hizo antes ni después. Su título mundial en piscina corta, en los 50 libre de Moscú 2002, lo catapultó a una fama inusitada. Su mejor actuación en pileta de 50 metros quizás haya sido también su resultado más importante en sus cuatro experiencias olímpicas: la semifinal de los 100 libre en Sídney 2000, cuando quedó a sólo 11 centésimas de la final. En total fueron más de 20 años de trayectoria deportiva que aquel 20 de diciembre de 2008 tuvo final feliz.

Leave a Reply

Want to take your swimfandom to the next level?

Subscribe to SwimSwam Magazine!