5 CLAVES PARA LA CONSISTENCIA Y LA LONGEVIDAD POR ROLAND SCHOEMAN

by Edgar Crespo 0

April 30th, 2017 Español

Olivier Poirier-Leroy es un ex nadador nacional que vive en Victoria, BC. Para continuar con su pasión por la natación, ha desarrollado YourSwimBook, un poderoso libro de registro y guía de establecimiento de metas hecho específicamente para nadadores. Inscríbase en el boletín YourSwimBook (gratis) y obtenga consejos semanales de motivación haciendo clic aquí.

Roland Schoeman, nadador de Sudáfrica, ha hecho lo que muy pocos nadadores han podido hacer, ganarse la vida con el deporte que todos amamos. A lo largo de su carrera ha representado a Sudáfrica 4 veces en los Juegos Olímpicos, los cuales se remontan a los Juegos de Sydney 2000. Ha ganado numerosos títulos en campeonatos mundiales; ganó una medalla de cada color en los Juegos Olímpicos, y todavía mantiene el tiempo más rápido en la historia de los 50m estilo Libre (Crol) (SCM – Short Course Meters – Piscina Corta).

Aquí están las 5 claves para la longevidad y la consistencia de Roland en el nivel más alto de nuestro deporte:

  1. Toma tú propio camino: Todo el mundo tiene una opinión sobre lo que estás haciendo. Demasiado joven, demasiado bajo, demasiado alto, demasiado viejo. Quieras o no, tu trabajo va a tener que ser descifrado a través de todo lo que dicen y escoger las cosas que importan o te ayudarán a través de tú viaje y a través de lo que dicen. El camino más fácil siempre será el que más ha sido pisado; y para aquellos que buscan alcanzar más allá de lo común, ellos toman su propio camino y aprenden a escuchar a su instinto sobre lo que es bueno y lo que no es posible, lo cual se convierte en un requisito para cumplir tu propio camino.
  2. Cuida de ti mismo: Ser un atleta profesional significa algo más que nadar rápido durante las prácticas. Significa vivir un estilo de vida que reconoce las metas y su profesión. Esto incluye tener un enfoque proactivo cuando se trata de anticipar y cuidarte de lesiones. Como atletas, estamos casi todos en un punto u otro, maldecido con alguna variación de lesión en el hombro. Saber que va a suceder, y hacer algo al respecto de antemano, disminuye grandemente el impacto que la lesión tendrá o causará.
  3. Estar dispuesto a tomar pausas estratégicas: Como nadadores, nos enorgullecemos ser atletas las 24 horas del día, los 7 días de la semana y los 356 días del año. Es tanto este sentimiento que nos gusta considerar que estamos por encima de las necesidades de tomar un descanso, la cual es necesaria no sólo desde un punto de vista físico, sino también mental. Pausas periódicas y estratégicas para refrescarte y relajarte para otra ronda de entrenamiento no sólo son necesarios, sino que inevitablemente te ayudará a seguir adelante y también te ayudará a evitar agotamiento mental y físico.
  4. Aprovecha al máximo los días de “libres”: Habrán días en que lo último que quieres hacer es poner los pies en un centro acuático. Preferiríamos hacer cualquier otra cosa que entrenar. Al llegar a la piscina, todo el mundo parece ponerse de acuerdo con el pensamiento de que la piscina está mucho más caliente o mucho más fría que de lo que debería de ser. Para acabar, dejaste la mitad de tu equipo en casa y simplemente no “quieres” nadar. Todos tenemos esos días donde las cosas son súper buenas. Pero, ¿cuántos de nosotros podemos decir que muchos días nos sentimos totalmente “fuera del agua”? Cuando las cosas no van a la manera que deseas, rescata tu entrenamiento, centrándote en las cosas que puedes controlar, por ejemplo, una buena técnica, patrones de respiración, correjir la posición del cuerpo. Y así sucesivamente.
  5. Las excusas no funcionan: Y tú sabes que lo haces. ¿Cuántas veces has escuchado a un entrenador decir, “Ella tiene mucho talento, pero su actitud es terrible.” Estos atletas son atletas son llamados atletas que “pudieran-fueran-deberían”. Al final, eres tú y la natación. Todo el talento y la genética en el mundo sólo pueden llevarte hasta donde desees. En algún momento tendrás que sentarte y tener una conversación honesta contigo mismo acerca de tu ética de trabajo. ¿Estás inventando excusas en tu entrenamiento? ¿Tus carreras? Cuando aceptas tu rendición de cuentas de las excusas que pones al nadar, no sólo te apropias plenamente de ellas, sino que también dejarás de mirar fuera de ti para obtener respuestas y explicaciones.

Puedes seguir a Roland en Twitter aquí

Leave a Reply

Be the First to Comment!

wpDiscuz